La cría responsable

La cría responsable

Para hablar de cría responsable, lo primero que tenemos que  tener en cuenta es el Reglamento Internacioal de Cria de la FCI  cuyo articulado dice:”La cria y desarrollo de las razas caninas debe basarse en objetivos a largo plazo y principios sanos para no producir perros enfermos, de carácter inestable o que carezcan de las aptitudes para el trabajo. El objetivo de la cria es preservar y preferentemente extender la diversidad genética de una raza”.

 

Partiendo de esta premisa, trataremos de explicar de una manera sencilla lo que nosotros consideramos  básico en una cría responsable.

 

Lo primero utilizar perros como progenitores, con buena salud, APTOS, para la reproducción y con carácter equilibrado,estos han de llevar un buen control veterinario, una buena alimentación y para nosotros imprescindible una buena vida en familia, en libertad. No todos los perros de la raza son aptos para la cria, no se trata de “juntar” perros, hay que estudiar las  características de los progenitores, parentescos, lineas de sangres, para evitar que los futuros cachorros tengan las enfermedades genéticas propias de cada raza  .

 

Como norma general una hembra que queremos que sea una futura madre,  no aconsejamos  que tenga su primer embarazo antes del tercer celo o de los dos años de edad.  Tampoco aconsejamos  que tenga mas de una camada al año y  un máximo de  tres  o como mucho cuatro camadas en su vida.   Todo dependiendo de cómo tenga los embarazos, los partos y como sea su recuperación.

 

A partir de los 30 días de gestación ,tendremos que hacer unos cambios en su vida, empezar a buscarle un entorno tranquilo, preparle la paridera, llevar un estricto control sanitario,  vacunas, desparasitaciones,  cambio de alimentación, ecografia , rx……  a partir del día 58 estaremos muy atentos a los cambios  que  nos avisaran del inminente parto.

 

Creemos que un parto, debe ser asistido, cuanto mas podamos ayudar a la futura mamá, menos trabajo tenga, mas facil será que recupere entre cachorro y cachorro, y tenga fuerzas para llegar al final del parto  sin complicaciones. Es función trambien del criador,  controlar que los cachorros tengan la temperatura correcta, que mamen todos,  ver que la mama se encarga de limpiarlos y estimularlos, si no fuese asi hay que  ayudarla ,  haciendolo nosotros y enseñandole a ella  lo que tiene que hacer. Ahora vienen unos días, de mucho trabajo y atención, lo dos primeros días son cruciales en la vida de un cachorro, y  luego la primera semana requiere mucha dedicación,  sobre todo en las razas grandes como es nuestro caso, para evitar que la madre te pise un cachorro, que aprenda a entrar y salir sin tocarlos,  mantener aquello en condiciones impecables

Un momento muy importante en la vida del cachorro, es cuando empieza salir de la paridera,  ese momento es la base para su buena socialización, con otros perros ,  La labor nuestra aquí es muy importante también, ayudando a que la integración de estos pequeñajos con el resto de los perros de la casa sea de manera gradual y agradable para los cachorros, y también, haciendo que estos  puedan relacionarse no sólo con nosotros sino con mas personas antes de partir para sus nuevos hogares.

Los cachorros nunca han de ser entregados antes de los dos meses, lo ideal de dos meses y medio a tres. Deberan de estar vacunados, desparasitados, con microchip, y  llevaran su correspondiente pasaporte, LOE,  y toda  la documentación en regla.

La cria de perros ha de ser un trabajo serio, hecho con amor, y priorizando el bienestar y la salud de estos. Un criador responsable, aparte de entregar los cachorros en las condiciones que hemos hablado,  ayudará y orientará, al nuevo propietario en todo lo relacionado con la salud fisica y mental del cachorro.

 

Marta Bango, criadora de Mastines Españoles con el afijo Picu San Martin.

Enviar Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This